Día mundial contra el cáncer de mama.

El día 19 de octubre es el Día mundial contra el cáncer de mama.

Nos gustaría no tener que celebrar días como este pero a día de hoy, como profesionales sanitarios, no podemos dejar de hablar de la prevención y la investigación en la lucha contra el cáncer de mama.

La prevención del cáncer de mama es más fácil de lo que piensas. Hay otros tipos de cánceres que tienen una difícil prevención o algo más complicada, en el cáncer de mama la cosa cambia.

Existe un método preventivo capaz de detectar el 90% de los tumores. ¿Sabes cuál es? La mamografía. Las mamografías son capaces de detectar lesiones en sus etapas iniciales hasta dos años antes de que se puedan palpar con la mano.

Las mamografías son imágenes de la mama tomada con rayos X. Puede ser un proceso un poco molesto, pero merece la pena. Una mamografía a tiempo te puede salvar la vida. Además, cuanto antes se ataque el problema, más probabilidades de supervivencia hay.

Aparte de las mamografías se deben hacer autoexploraciones de la mama de forma periódica para detectar alguna anomalía en el pecho. Sin embargo, no deben evitar las visitas al ginecólogo.

Es muy fácil, a continuación te contamos cómo hacerlo.

  1. Desnúdate el tronco superior y sitúate frente a un espejo. Baja los brazos y palpa con movimientos circulares toda la mama, desde la axila y hasta el pezón. Comprueba que no ha habido cambios ni anomalías en el pezón: hundimiento, textura, líquido, bultos…
  2. Realiza los mismos movimientos con un brazo detrás de la cabeza y tumbada en posición horizontal.
  3. No te olvides de la axila, ya que los ganglios linfáticos podrían estar alterados.

En esta imagen se ve claramente lo que NO le tiene que pasar a un pezón (hay veces que una imagen vale más que mil palabras y esta es una de ellas).

como-detectar-cancer-de-mama

Aunque la tasa de supervivencia del cáncer de mama es muy alta su incidencia también lo es. Se estima que 1 de cada 8 mujeres sufrirán cáncer de mama durante su vida.

Es necesario inculcar a las niñas desde pequeñas la importancia de acudir al ginecólogo con regularidad. Aunque la mayor incidencia del cáncer de mama se encuentre entre los 45 y 65 años, la prevención tiene que empezar mucho antes.

Como parte de la prevención del cáncer de mama está el estilo de vida. Se estima que un 40% de los cánceres se pueden prevenir con un estilo de vida saludable. Evita: el alcohol, el sedentarismo, la comida procesada, el tabaco y el sobrepeso (después de la menopausia).

La investigación es crucial en la lucha contra el cáncer de mama.

Como farmacéuticas, hemos pasado muchas horas en los laboratorios de la facultad de Farmacia y sabemos lo que cuesta todo el material que rodea a un laboratorio. La investigación en cáncer debería ser una prioridad en los presupuestos nacionales. Invertir en investigación, es invertir en vida. Se debe avanzar en la búsqueda de mejores tratamientos oncológicos y métodos de prevención.

¿Cómo? Colaborando con asociaciones o fundaciones que investiguen en la lucha contra el cáncer. Cualquier donación ya sea puntual o periódica será bien recibida. Lo haces por todos y por ti el primero.

avatar-marta-muiña

En muchos casos, los tratamientos oncológicos son tan traumáticos porque atacan a unas de las características más femeninas de las mujeres. Tenemos que hacer ver a estas mujeres que su esencia no está en el físico, ni en el pecho ni el cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Visita nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Holler Box
× ¿Cómo puedo ayudarte?